viernes, 30 de octubre de 2015

Por fin Noviembre

Hay meses que se hacen interminables porque andas esperando algo que tiene que ocurrir pero no se sabe exactamente cuándo. Sobre todo cuando no te llega el sueldo y no sabes cómo acelerar el calendario para que llegue la paga, que ya no queda de dónde sacar. Pero tengo comprobado que no suele ser una sola cosa sino varias las que se tuercen y no te dejan vivir el día a día. Y a pesar de tener tanto tiempo las tareas de la casa se van acumulando porque parece que el retraso afecta a todo a la vez. A mí estas situaciones me agobian mucho. Como el viaje de seis horas que tuve que hacer para la boda dos días seguidos, y las seis horas de celebración.

No sé por qué la gente se empeña en alargar tanto las cosas. Porque yo creo que una boda con cuatro o cinco horas de fiesta más la ceremonia ya tiene de sobra. Sin embargo la del otro día duró casi doce horas. Menos mal que nosotros nos fuimos antes. Es que ya no soy joven y aunque lo fuera, no hay cuerpo que lo aguante, ni garganta para hablar tanto, ni estómago para soportar tanta comida o cabeza para tanto alcohol. Aunque en ese sentido yo me modero, más que nada porque me entra mucho sueño. Al paso que vamos las celebraciones van a ser ya de varios días al estilo árabe. Conmigo que no cuenten. Yo ya no estoy para esos trotes.

6 comentarios:

  1. Pues yo estuve este verano en una boda de tres días y me lo pasé pipa!!! Pensé que no iba a aguantar tanto trote pero aguanté. Jajajaja. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que además iba con hijos y preocupada por mi madre, que sigue en el hospital. Un beso.

      Eliminar
  2. Buf, hace que no voy a una boda...siglos! Ahora voy a celebraciones de divorcio! Jaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco tengo muchas afortunadamente. Un beso.

      Eliminar
  3. Acá se dice que a veces una se "levanta con el pie izquierdo", porque todo le sale difícil, por no decir imposible. Ya ves, nosotros con una huelga nacional de Registro Civil, nadie nace, nadie muere, no se cobran sueldos (cuando alguien ha perdido su carnet) así se nos fue octubre. Llevamos más de 31 días en las mismas, así que todos decimos ¡por fin llegó noviembre!, espero que no nos llevemos el mes en las mismas.

    Yo no voy a bodas, por principio, me aburro como ostra. Prefiero ir a los funerales, si es que hay que acompañar a alguien, por lo menos me siento útil para ayudar a alguien.

    ResponderEliminar
  4. Aquí también se dice. Qué faena lo de la huelga. Yo también voy a los funerales. Un beso.

    ResponderEliminar