lunes, 15 de febrero de 2016

Saliendo adelante

Han pasado dos meses de la muerte de mi madre y creo que ya me voy acostumbrando. Acabamos de recoger la casa y me he quedado con multitud de recuerdos. Además tuve que volver a la clase de francés y la de gimnasia aunque eso me costó un mundo. Ahora estoy con nuevos proyectos de plantas para mi huerto en el pueblo. He sembrado pimientos, tomates y berenjenas a ver si esta vez consigo que me crezcan para poder trasplantarlos en la primavera. El año pasado se me helaron y tuve que comprar las plantitas. Sembrar una planta y verla crecer es una satisfacción personal muy especial. Se lo recomiendo a todo el mundo.

Por lo demás, con mis cincuenta años recién cumplidos, he hecho propósito de arreglarme más; claro está que eso siempre lo digo y luego me gana la pereza. Me fui a poner mechas en el pelo con tan mala suerte que me han quedado oscuras y no se ven. En cuanto al blog, empecé con fuerza afrontando una vez más el tema de la homosexualidad, y ahora quiero seguir poco a poco, sin prisa pero sin pausa. Mis hijos siguen estudiando, a ver si consiguen aprobar el curso. No van mal pero lo de las chicas es muy complicado y el chico se esfuerza poco. La pequeña va a sacarse el carnet de conducir. Seguimos cubriendo etapas.

4 comentarios:

  1. Cualquier día yo me voy a ir a plantar pimientos pero para siempre. Me pondré un huertecito, un par de gallinas y a olvidarme del mundanal ruido. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he pensado e las gallinas. Un beso.

      Eliminar
  2. Hola. lo importante es seguir siempre hacia adelante. Cuidar la huerta es siempre super estimulante, enespecial, cuando lo que siembras empieza a germinar. Seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que este año tampoco me salen. Un beso.

      Eliminar