lunes, 4 de julio de 2016

Por favor y gracias

Se ha perdido la costumbre en España de utilizar estas palabras. Los extranjeros lo notan mucho porque en otros idiomas la cortesía es norma, y en los países iberoamericanos también. No cuesta nada pedir el café por favor y dar las gracias. Yo lo hago tanto que a veces me miran con asombro. Reconozco que hace tiempo no lo hacía y el día que me lo propuse me costó un poco pero ahora me sale natural. Creo que es fácil y se agradece mucho. Supone el reconocimiento al trabajo de la persona que te atiende, que es un empleado pero no un esclavo para que vayas exigiéndole la cosas de cualquier manera.

Cuando yo era pequeña había un policía en cada esquina y todo el mundo se comportaba muy bien. Sobre todo a la hora de conducir, esto de ceder el paso a los peatones y a los otros conductores y no aparcar en doble fila. Ahora, como ya no hay guardias, resulta que vale todo. En teoría tendríamos que haber aprendido unas normas de urbanismo, pero lo cierto es que sin coacción no funcionan. Es triste pero es así. Necesitamos un policía detrás de cada uno. Cuanta más libertad tenemos más tendemos a hacer lo que nos da la gana. Pero al menos un poquito de cortesía mínima no estaría nada mal. 


5 comentarios:

  1. Eso de dar las gracias y pedir por favor, debe de mamarse en casa.....no? ahora muchas personas no lo usan. Lo de las normas de urbanismo, aquí tenemos un dicho, sabes cómo se hace para que todos respeten las normas? sacando el pasaporte para poder cruzar a EEUU, porque lo que aquí hacen como tirar basura en la calle, pasarse los semáforos en rojo, no ceder el paso al peatón etc, en cuanto cruzan la frontera se "educan".....!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Porque en EE.UU. sí que hay un guardia tras cada esquina. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las multas son carísimas, y no hay un guardia en cada esquina, ahora usan cámara....pero bueno, es igual.

      Besos

      Eliminar
  3. Eso es algo que se tiene que aprender en casa. No sé si me gustaría encontrarme un guardia en cada esquina como en una dictadura... Yo sí soy mucho del por favor y del gracias, aunque tal vez es algo que se me quedó de cuando viví allende los mares. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que en casa ya no se aprende nada. Un beso.

      Eliminar