miércoles, 9 de marzo de 2016

Acoso escolar

Me duele escribir sobre este tema y no es por mí. Aunque yo no era popular de niña, no se atrevían a meterse conmigo porque les sacaba la cabeza de altura. Sin embargo, mis hijos no tuvieron tanta suerte. Me he pasado los años escolares yendo a hablar con los tutores para intentar evitar que les molestaran o al menos que la cosa llegara a mayores. El chico era tranquilo, no decía palabrotas y le gustaba mucho leer. Es tanto como llamar a los acosadores. Con él tuve los problemas más graves a los diecisiete años hasta el punto de casi denunciar al colegio. Afortunadamente al chico que le acosaba lo expulsaron unos días y se cambió de centro.

Claro que eso sólo fue la última historia. Antes tuve que enfrentarme a los padres de otro niño. Mi hija mayor también tuvo un acoso grave al cambiar de colegio con agresión y esta vez tuve que llegar a la dirección a reclamar. Al cambiar de itinerario todo mejoró bastante. A la pequeña también había una niña que la tenía tomada con ella de chiquitita. Hay que ver cómo la maldad en algunos es innata. A pesar de quejarme no se solucionó hasta cambiar de colegio también. Así que tengo experiencias para dar y tomar en este tema. Todo porque mis hijos eran inofensivos y no se metían con nadie. No hace falta que me cuenten que es un problema generalizado.

8 comentarios:

  1. Hola: efectivamente siempre hay niños que abusan y acosan de sus compañeros. Los cumpables son los padres. Las familias deben educar coreectamente a sus hijos y dar ejemplo en esos temas. También ene l colegio los profesores deben erradicar ese tipo de prácticas. Al final son nuestros hijos, los que no se meten con nadie, los peor parados de ese tipo de prácticas abusivas- Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas actitudes no pueden quedar impunes. Hay que enseñar a los compañeros a no seguirle la corriente a los matones. Es una cuestión de ser o no ser buenas personas. Un beso.

      Eliminar
  2. Vaya, cuánto lo siento... Sí que es cierto que hay gente que parece que ya nace mala de serie. Y las víctimas siempre son los más inofensivos porque, en el fondo, los abusadores son unos cobardes. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué barbaridad, pero yo también pienso que es culpa de los padres, hay que educar a los hijos, porque a la escuela van a aprender!

    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los padres no se dan cuenta de nada. Un beso.

      Eliminar
  4. Puede parecer, pero no creo que haya niños que nazcan "malos", creo que algo pasa en su casa, en su entorno, y que los papás deberíamos estar mucho más dispuestos a la posibilidad de que nuestro hijo o nuestra hija, sea quien está acosando. Recuerdo que cuando una prima mía era chiquita, su mamá estaba perpleja, realmente exaltada porque en una junta del jardín de niños les informaron que todas las niñas molestaban a una de ellas. Mi tía cortó eso de tajo, hablando con mi prima; ni le pegó, ni la castigó, ni le gritó: simplemente, mi prima tuvo que impresionarse al ver la reacción de su mamá: una reacción de "¡ESTO NO!"

    ResponderEliminar